10 feb. 2010

The Dark Side


Afortunadamente, hay poesía,
hay aire y hay siempre una estrella más
la que nos devuelve la paz
que tanto se desgasta como las viejas vías.
Dichosamente, existen los conciertos,
las sierras y el imponente cielo
donde libre se convierte el vuelo
que nos conducirá al más cálido puerto.
Afortunadamente, hay canción
y aún existen esas melodías
que le devuelven la luz al día
y nos envuelven de emoción.
Para volver a soñar y creer
que aún existe esa persona especial
que conforma una especie extrasideral
a quien miramos y ya no cuesta entender:
que el corazón es la brújula oportuna;
que es él quien escribe esta historia;
que el olvido está lleno de memoria
y que, a lo lejos, aún nos cuida la luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario